Pazo de Señorans. Una depuradora basada en la bioingeniería

Pazo de Señorans. Una depuradora basada en la bioingeniería

Pazo de Señoráns es una bodega pionera en muchas cosas en la denominación Rías Baixas como por ejemplo su vino selección de añada o la recuperación de suelo de eucaliptales para viñedo con la ayuda de grelos. Además siempre se ha preocupado de mantener un entorno cuidado con un jardín espectacular donde se encuentran gran diversidad de especies arbóreas y arbustivas. Destaca por innovador el sistema de depuración de aguas residuales que posee desde el año pasado. Se trata de un humedal con Tecnosoles, suelos diseñados a partir de residuos, que permite mediante un sistema basado en principios biológicos, obtener un agua apta para vertido a cauce o que puede ser usada para riego de su viñedo. El humedal es un sistema que se viene aplicando desde hace unos cuantos años en Pazo de Señoráns, donde el vertido posee un alto contenido en materia orgánica.

No obstante, su comportamiento no era correcto debido a dos problemas fundamentales: el multivertido y la irregularidad del mismo. Pazo de Señoráns tiene que depurar a lo largo del año vertidos de tres tipos. El primero de ellos es el que sale de su proceso de elaboración de vinos, en segundo lugar el resultante de la realización de destilados y el tercero el producido como consecuencia de la realización de eventos. A todo ello hay que añadir la irregularidad del caudal del vertido a lo largo del año, con picos y valles frecuentes, que dificultan el dimensionado y el diseño del humedal, así como el estado de la cubierta vegetal, que se puede observar en la imagen mostrada a continuación.

Agosto2012.Situación de partida2

Para solucionar estos problemas, encargó a EDAFOTEC Suelos a la Carta SL un nuevo humedal, complementado por Tecnosoles. El resultado es un humedal con plantas más apropiadas, sobre el que se ha depositado un suelo artificial diseñado específicamente para absorber el multivertido y trabajar en condiciones irregulares de suministro de vertido, al tiempo que adaptado a las plantas que se quieren desarrollar. Este suelo artificial es capaz de soportar las plantas seleccionadas como más eficientes para la depuración de aguas, y con la estructura necesaria para permitir el paso del agua filtrada.

Además del buen desarrollo de la vegetación, que se puede apreciar en las fotografías adjuntas en las que se observa el humedal recién plantado, y el estado de este mismo un año después, su rendimiento  se constata al mismo tiempo por las analíticas de vertido realizadas de manera periódica. El sistema específico y de bajo coste, es además medioambientalmente eficaz e eficiente,  sin consumo energético, siendo fácil de mantener, al tiempo que encaja perfectamente en los jardines de la propiedad.